PRESENTACIÓN RODRIGO CASTO

Rodrigo Casto es esencialmente un retratista realista, casi un fotorrealista. La galería de sus obras disponible en la Web muestra sus preferencias técnicas por retratos en óleo a pincel seco y, también retratos a pastel seco.

Mucha gente se podría preguntar ¿cual es valor de este tipo de realismo que se parece tanto con una fotografía? y ¿por qué continua existiendo, competiendo con los fotógrafos, un número significativo de artistas, totalmente autodidactas, qué se dedican este tipo de convención pictórica?

Me parece evidente que un pintor fotorrealista e hiperrealista busque, miméticamente, captar su modelo bajo un “contrato” de semejanza en altísimo grado, como es exigido a los pintores de la corte. Pero los grandes artistas, como Goya, saben “iludir” el constreñimiento a través de su tratamiento estilístico.

Un trabajo a pastel seco como “retrato” presente en su página de Facebook demuestra que Rodrigo Casto es detentor de un gran potencial retratista. Usando modelos infrecuentes, con atención a todo el encuadramiento estilístico me parece que Rodrigo Casto podrá dar a su arte aquel “toque genial” que aún está solamente anunciado.

Dan Caragea, crítico de arte internacional