Ricardo Sanz (San Sebastián, 1957- ) es un pintor retratista y paisajista español. Su trabajo pictórico incluye retratos entre otros de la familia real española. Se le considera un exponente del luminismo en la tradición de Sorolla, aunque su obra refleja también influencias de los clásicos y de otros retratistas de renombre como John Singer Sargent.

Ha obtenido el Premio Nacional de Cultura Viva, el Premio de la Fundación Goya y la Medalla Paul Harris que le concedió la Fundación Rotary International.

Procede de una familia estrechamente relacionada con el mundo del arte. Su abuelo tenía galerías de arte y fue amigo de grandes artistas de su época, como Sorolla, Zuloaga o Vázquez Díaz. Su primer maestro fue José Campos. Después de recibir una licenciatura en Historia en la Universidad de Deusto, se trasladó a Madrid, donde cursó historia del arte. En Madrid entró en el círculo de artistas contemporáneos en España y conoció a pintores como Félix Revello de Toro, Ricardo Macarrón, Joaquín Torrents Lladó, Vicente Maeso y otros.

Su obra obtuvo progresivamente el reconocimiento de personalidades del mundo de la cultura, la política y la aristocracia. Fue el primer pintor oficial de los Príncipes de Asturias.

La obra de Sanz transmite un aire moderno y renovador, mezclando una composición exquisita con una técnica depurada y un especial dominio del color y la luz. Imprime una pincelada moderna y original que consigue reflejar con maestría los efectos de la luz, que se convierte en protagonista de sus cuadros.

En su faceta de retratista, demuestra intuición psicológica y una pincelada precisa y elegante que sumerge su obra en una atmósfera de naturalidad.