Imprimir esta página

ESTHER DE LA PUEBLA / Marca Arte España

El realismo "sereno "de Esther de la Puebla

No hace mucho tiempo el pintor y escultor español Antonio López (1936) declaró: que “el arte es una profesión de riesgo…”, y posiblemente para este maestro del hiperrealismo lo sea, dada su reconocida condición de artista genial, la cual - como es lógico - tiene que mantener y preservar.

Esther comenzó hace no mucho tiempo en este caprichoso y mutable mundillo de la proyección artística. Y es que esta veterinaria que desde muy joven ya intuía estar capacitada para estos menesteres, se ha tomado su tiempo hasta llegar a atreverse a plasmar en lienzo y color, el mundo que la envolvía e inspiraba.

El empujón definitivo la vino de la pintora palentina, Encarna Triana, en cuyo taller de pintura se inició en ese afán arte-sano de sobar pinceles, mezclar colores al óleo, encontrar volúmenes y texturas, hasta ver como en la prístina blancura del lienzo aparecían las luces y los matices que ella imaginaba o veía.              

Esther de la Puebla, que nació en tierras palentinas , busca inspiración en esos familiares paisajes rurales, en sus rústicos rincones, y hasta en las estampas de calle que la salen al paso.  Su pintura es de un realismo sereno, buscando el mostrar simplemente lo que ella ve, sin forzar el color ni la imagen, así el espectador creerá que lo está contemplando a través de una ventana recién abierta; pues en definitiva eso es un cuadro, una claraboya que nos abren los pintores, para que a través de ella podamos ver su mundo y hasta su alma, sin que por ello corramos grandes riesgos, ni ellos ni nosotros.

 

_______________________________________________________© Gonzalo Alcalde Crespo II/2018

1.jpg 2.jpg 3.jpg

4.jpg 6.jpg 8.jpg

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver Politica