Marta Teixidó Clavero, crítica de arte, nacida en Mataró, en 1962.

Según nuestros datos, en 2010 es cuando empezó realmente a dedicarse a este trabajo cultural, como crítica de arte.

Vd. dirige la web http://www.cuadrosdeunaexposicion.es/ , donde se pueden ver desde críticas de arte, exposiciones, nos enseña a ver un cuadro, realiza recomendaciones literarias con referencia a catálogos, artísticas, informa sobre concursos, promociona a artistas, etc.

También fue colaboradora de la prestigiosa revista ARTyHUM, e Igualmente fue responsable del departamento de tasaciones online de la firma Peritos de Arte, SL, especializada en la tasación de arte y antigüedades.

Para comenzar con su entrevista para Marca Arte España, nos gustaría saber:

P. ¿Cómo se produce su acercamiento a la crítica de arte?
R. Se produce ya en mi ciudad de nacimiento. Concretamente en el año 2006. Siempre he sido persona interesada en las Humanidades, y procuraba estar al corriente de los acontecimientos culturales de Mataró. A la par desde 1998 colaboraba de forma voluntaria en el Museu Arxiu de Santa Maria, una institución laica, pero bajo el paraguas de la Iglesia, podría considerarse una institución única, al menos en Cataluña, y que conservaba gracias a donaciones una documentación inmensa tanto de temas históricos como culturales y sociales. Todo ello me llevó a crear un blog “Croniques mataronines”, en el que relataba como cronista los acontecimientos sociales de mi ciudad, entre ellos las exposiciones, que por cierto, no eran muchas. A partir de ahí, en 2008, gracias a una visita a Madrid, concretamente al Museo Thyssen Bornemisza, abrí los ojos al arte, a leer mucho más sobre el mismo, a comprar catálogos, a estar al día, y en 2010, una pasión que ha generado en una profesión.

P. ¿Qué es Cuadros de una Exposición.eshttp://cuadrosdeunaexposicion.es/
R. Es una página web dedicada a la crítica, comentarios, noticias e informaciones sobre el mundo del arte. El enlace de esta web se remite periódicamente a, salas y galerías de arte, fundaciones públicas y privadas, marchantes, artistas etc., tanto dentro del Estado Español como a nivel internacional, especialmente en la costa este de los EE.UU, en el sector de habla hispana, así como en Atlanta (Georgia), y algunos países de Europa como Italia, Francia e Inglaterra, y por supuesto Sudamérica.

Cuadros de una Exposición.es, al igual que cuando era el dominio.com, puede considerarse un medio informativo real y eficaz, siempre en pro del arte, y que dentro de este nuevo dominio, tendrá igualmente espacios publicitarios para artistas, galerías, o simplemente amantes del arte que quieran difusión para su negocio, y que pronto volverá a alcanzar importantes cifras de expansión, gracias al posicionamiento realizado a través de Google Adwards, y también del envío del enlace de la web por mailing.

P. ¿Por qué en demasiadas ocasiones se da una disparidad de opinión muy grande entre los críticos respecto a la obra de un artista?
R. Puede haber motivos diversos, que a veces tienen que ver poco con el arte, y que obedecen a intereses muy concretos. La crítica es subjetiva, pero debe realizarse con respeto, aunque en mi caso, en ocasiones, cuando una exposición es un auténtico desastre, confieso que doy rienda suelta al sarcasmo y a la ironía.

P. Se escuchan voces que cada vez más, denuncian que los críticos están al servicio de quien les paga. Que han dejado de lado sus criterios profesionales por miedo a que les posterguen y les releguen al rincón del olvido. ¿Qué opina de esto?
R. La realidad actual es que la crítica ha desaparecido, y sólo es una información periodística, o como máximo, una opinión positiva. No hay valor para afrontar la crítica negativa. No hay honestidad ni libertad para hacerla, por estar sometido a un medio de comunicación, y porque el artista acepta mal una crítica. Y esto es desde hace unos años, ya que en los 70 u 80, no había ninguna prohibición al respecto. También se hace necesario mencionar que el comprador o coleccionista se han visto en ocasiones, escarmentado por los críticos al apostar por piezas basadas en sus opiniones, que el paso del tiempo ha demostrado no ser válidas.

P. ¿Qué es lo que predomina como más importante en el análisis que usted hace de una obra?
R. Imaginación, calidad, técnica empleada, estructura y composición, impacto visual, esfuerzo y trabajo. En resumen, genialidad. Pero si no la hay, pero hay calidad, lo valoro igualmente.

P. Desde sus comienzos en este mundillo del arte a la actualidad ¿Qué cambios más significativos ha observado?
R. Una decadencia absoluta. Falta empuje, energía, creatividad a raudales. En cambio sobra mediocridad y perfil bajo. El artista actual –y generalizo, pues entiendo que hay excepciones –en su mayoría su formación en historia del arte es poca, escasa preparación intelectual, – ni interés por tenerla – con exceso de egolatría, dedicados en buena parte a otras profesiones para obtener el sustento diario, con lo cual su concentración para el arte no es al 100%, y por lo tanto, horas que deberían dedicarse al arte, deben desplazarse al sustento, aunque sea dando clases.

El artista, debe realizar una preparación y formación constante, en arte y en muchas otras ramas de la cultura (historia, literatura, música, informaciones de toda índole…), y en todo lo que nos rodea.

P. ¿Viene usted observando creatividad en los artistas, o ve más bien falta de ella?
R. Esta pregunta creo que queda perfectamente respondida con la anterior.

P. ¿Cree que el Realismo es un estilo a tener en cuenta? ¿por qué cree usted que se le relega en las grandes ferias de arte contemporáneo?
R. Por supuesto que debe tenerse en cuenta, y reivindicarlo. Pero debo matizar que también entiendo que el Realismo contemporáneo, cuando juega con lo onírico o lo mágico, permite una atracción absoluta, y el espectador queda seducido, aunque no entienda el significado de la obra, pero con sólo ver una figuración, entiende, por lo menos, la composición de la obra. Pero hay que reconocer que cuando plasma una realidad paisajística, puede que haya sido vencido por la fotografía, y la sociedad actual, poco educada culturalmente, no sabe apreciar el esfuerzo que la creación de una obra figurativa o paisajística conlleva.

P. ¿Hay que aceptar que una obra de arte sea estéticamente correcta?
R. Dentro de la abstracción y todas sus variantes, donde los sentimientos y las emociones se plasman con pasión, la estética correcta es difícil de ver. Pero un artista abstracto, de calidad, antes ha pasado por la escuela o la universidad, y ha debido realizar apuntes y obras académicas. A partir de ahí, conociendo la base, su planteamiento abstracto seguro que tiene corrección estética. En lo referente al Realismo o Hiperrealismo, es condición indispensable que la obra sea estéticamente correcta.

P. ¿Los artistas están más preocupados por hacer un arte más comercial que les permita vender sus obras que por ser auténticos y fieles a su concepción de éste?
R. Ya lo dice la frase en latín: “Primiun vivere, deinde filosofare”. Y en nuestro país y en la época actual, primero hay que pagar a Hacienda y después comer, con lo cual es lógico que el artista se deba a cierta comercialidad. No obstante, ello no es óbice para que sea autentico y pueda mostrar su obra comercial junto con la que considere más purista a su forma de ser, de pensar y de expresar su creatividad.

P. Hay algo que muchas veces nos preguntamos ¿Quién decide qué es arte?
R. Bueno, tenemos como base la historia del Arte, y con un profundo conocimiento, el ser humano amante o participante del mismo, puede perfectamente estar capacitado para decidir lo que es arte. Ahora bien, también es cierto que los Estamentos Públicos, que han usurpado el papel de la sociedad en los criterios artísticos, han hecho prevalecer a veces talantes de muy dudosa calidad como arte.

P. Con respecto al espectador …. ¿piensa que realmente se está acercando el arte a la ciudadanía, sobre todo por parte de las galerías? Resulta llamativo verlas siempre vacías de personas contemplando las exposiciones.
R. Las galerías se sostienen porque sus titulares disponen de otros medios para obtener ingresos, o porque los artistas pagan por exponer, algo legítimo, pero que no responde a la ilusión y en muchos casos, el pago realizado por el artista, ya que el galerista tiene escasa difusión, y no dispone de partida destinada a publicidad, simplemente porque considera que con la prensa es suficiente, y ésta en la actualidad obedece a otros criterios, principalmente crematísticos para hacer expansión de un, en realidad, negocio privado, que durante años, con motivo de la cultura y el arte, se aprovechaba de la prensa, principalmente generalista, sin dispendio alguno.

Con respecto a galeristas que cobran un % de la venta de la obra, puede aplicarse lo antes expuesto con respecto a la publicidad, aunque en prensa especializada si suelen anunciarse, por supuesto, por cuestión de ventas.

P. El arte está considerado como algo elitista, al alcance de muy pocos. ¿Qué habría que hacer para cambiar esto?
R. No creo que sea elitista el arte. No debemos fijarnos solamente en las grandes subastas o los grandes coleccionistas, pues forman parte de un establishment. Quien siente pasión por el arte se instruye, va a exposiciones, observa, lee, se deja aconsejar y finalmente decide según el impacto o el mensaje de la obra. Hay grabados o dibujos de otras épocas preciosos, a precios asequibles, y en cuanto a obra actual, el artista debe considerar que el mercado está sobresaturado, que las actuales generaciones no están muy por la labor, y que si quiere atraer público a su obra, debe vender a un precio razonable, o en condiciones de venta aceptables.

P. La crisis afectó también al mundo del arte… ¿tardaremos mucho en volver a recuperar un mercado del arte que permita a los artistas vivir con dignidad?
R. Algo he respondido en la pregunta anterior. Los vertiginosos cambios sociales a los que estamos sometidos, debido a las nuevas tecnologías, un sistema educativo deprimente que no apuesta por las Humanidades, porque estas nos hacen libres, y nos quieren ver esclavos de los préstamos y de los impuestos, no ayuda en nada a que los artistas puedan vivir en dignidad.

P. ¿Qué piensa de los artistas españoles denominados emergentes?.
R. Normalmente son jóvenes, y estos cada vez son menos en el mundo del arte, por las razones expuestas en la pregunta anterior. Es un nuevo concepto que queda muy bien, pero en realidad, creo que el arte no debe tener edad, y que mucha “emergencia” debería tener más paciencia.

P. ¿Cree usted que hay más oferta que demanda de arte? Los artistas para sobrevivir dan clases, y sus alumnos ponen en el mercado sus obras, las publican en Facebook, por ejemplo, y aparece toda una corte de aduladores. Y por lo tanto, son obras que se acumulan en un mercado muy estrecho ya de por sí.
R. Efectivamente, hay más oferta que demanda, primero por demasiado artista. Debería hacerse una criba, aunque de forma natural, se está haciendo.

Hay demasiado artista mediocre que hunde al bueno, al que se esfuerza. Hay mucho artista que lo es porque se ha jubilado y en cuando coge un pincel, ya se cree Leonardo da Vinci.

Hay demasiado centro cívico que realiza exposiciones de artistas mediocres, y demasiada galería que cobra por exponer que ofrece un panorama desolador, que engaña al público, y éste, escarmentado por la baja cotización de las obras, se siente frustrado y engañado. En mi vertiente de tasaciones de arte, he dado más de un disgusto al respecto.

A su vez, el mercado presenta una oferta desmesurada, debido a la falta de compradores y coleccionistas, y al fallecimiento de estos, sus colecciones o posesiones se subastan porque la familia no quiere o no puede seguir guardando los objetos que en ocasiones pertenecían a antepasados. Las nuevas generaciones ni están por la labor ni tienen espacio en sus casas.

P. Los artistas se quejan amargamente de que no tienen respaldo de las instituciones públicas ni de las empresas privadas. ¿Cree que además de quejarse hacen algo para que las cosas cambien?
R. Deberían apostar e invertir en sí mismos, en estar constantemente en evolución, y pasar por fracasos y engaños, porque la adversidad siempre es una aliada que permite seguir adelante. Deben creer en sí mismos y en su propia obra. Hay que luchar mucho, ser muy constantes. Deben tener estudiar y tener una amplia cultura. Y cuando las cosas van mal, llorar, enfadarse, pero volver a resurgir como el Ave Fénix. Con lamentos no se llega a ninguna parte.

P. Entendemos que el arte necesita talento, que el artista tenga algo que mostrar a través de su obra. ¿Con el arte contemporáneo los artistas no necesitan tener nada? ¿O simplemente con un buen marketing les vale?
R. Naturalmente que necesitan talento. Si no se tiene, “apaga y vámonos”. No sólo tiene que mostrar algo a través de su obra, sino un mensaje que decir, un legado que dejar a las futuras generaciones.

P. ¿Vd. cómo definiría en una sola palabra lo que se viene a denominar arte contemporáneo?
R. Serán dos: Rabiosa actualidad.

P. ¿Cómo catalogaría la situación del arte en España?
R. De pésima. El mercado español no es lo mismo que el anglosajón (comprendiendo Alemania y su entorno, Francia Inglaterra, y EE.UU). Nos llevan desde hace muchos años la delantera. El periodo de la Ilustración (siglo XVIII), que afectó especialmente a estos países, el hecho de fomentar el conocimiento humano para combatir la ignorancia suponía alcanzar un mundo mejor, y el arte era una buena representación de ello. Y la posesión sigue teniendo preferencia. España ha evolucionado de forma distinta.

El Museo del Prado es básicamente, la colección de los distintos monarcas tanto Austrias como Borbones, y lamentablemente nuestro país ha crecido a la sombra de nuestra contienda civil de los años 30. No ha habido en general, una gran clase pudiente con interés por el arte.

El coleccionista se relaciona con galerías de marca, con nombre propio a nivel internacional, por lo que el prestigio viene asociado de antemano. Los artistas que trabajan con grandes galerías, ya llevan implícito la venta, debido a ese ascendente.

Con respecto al Arte Contemporáneo, incluyendo el Realismo, Lamentablemente, existe mucha burbuja y pocas ventas. Se ponen máximas de moda, y la misma gente que pasa por las galerías busca al artista del que todos hablan, por razones diversas que obedecen en demasía a la inversión, sin tener conocimientos amplios del mismo, ni de su trayectoria galerística.

P. Por último, ¿es conocedora de algún movimiento, de alguna plataforma que esté trabajando por cambiar la situación del arte y de los artistas en España?
R. Pues como esta de Avatarte o Marca Arte España no conozco ninguna más. Excelente labor por cierto. ¡¡¡Felicidades!!! En ocasiones tenía correspondencia de un grupo de Barcelona que realizaba exposiciones, pagando, se llamaba GrupArt, pero francamente, la calidad de la obra era pésima.

Solo nos queda ya agradecerle su amabilidad en atendernos y que nuestros lectores en la web de Marca Arte España puedan leer sus opiniones, las cuales deberían tener muy en cuenta, sobre todo los implicados en este mundo del arte.

Traducir página web »